Una colaboración entre EMATSA, ICAC y ETSA-URV permite catalogar 104 elementos relacionados con el ciclo integral del agua de Tarragona, Pallaresos, la Canonja y el Catllar

D'esq. a dreta: Josep M. Toldrà (ETSA), Josep M. Palet (ICAC), Anna Ferré (ETSA), Jordi Fortuny (EMATSA) i Daniel Milan (EMATSA). Foto: © ICAC

Este 14 de julio se ha presentado el Catálogo de elementos patrimoniales vinculados al ciclo del agua, que ha documentado 104 elementos patrimoniales ubicados en los municipios de Tarragona, Pallaresos, la Canonja y el Catllar.

El trabajo es fruto del convenio de colaboración firmado por EMATSA, el Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC) y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la Universidad Rovira i Virgili (ETSA-URV) para la difusión del ciclo integral del agua en el ámbito de la arqueología clásica y el patrimonio histórico.

El presidente de EMATSA, Jordi Fortuny, ha destacado la buena labor hecha en una colaboración con el ICAC y la URV que “queremos que sea bien larga y fructífera” y ha añadido “nos hemos aliado con los expertos que tienen la competencia técnica y académica para documentar y catalogar nuestro rico patrimonio vinculado al agua”.

Josep M. Palet, director de l'ICAC (esq.) i Jordi Fortuny (president d'EMATSA) durant la presentació del Catàleg. Foto: © ICAC
Josep M. Palet, director del ICAC (izq.) y Jordi Fortuny (presidente de EMATSA) durante la presentación del Catálogo. Foto: © ICAC

Por su lado, Josep Maria Palet, director del ICAC, ha resaltado la importancia de la colaboración interinstitucional y el componente patrimonial del proyecto “que es donde se puede visibilizar de manera clara la transferencia del conocimiento”. En este sentido, ha señalado también que las estructuras del agua “son líneas en el paisaje que se han convertido en elementos organizadores de la vida de las personas.”

Un aspecto que también ha mencionado el responsable del proyecto en la ETSA-URV, Josep Maria Toldrà: “el catálogo es un ejemplo de colaboración entre la arquitectura y la arqueología que muestra cómo la lógica territorial configura los servicios”, y ha destacado la importancia de contar con este primer documento porque “conocer es el primer paso para valorar”.

El documento elaborado por el ICAC y la ETSA, bajo la coordinación de Josep Maria Macias, investigador del ICAC, ha contado con una amplia tarea de documentación bibliográfica y un trabajo de campo con el que se ha listado, mapeado y catalogado un conjunto de 104 elementos patrimoniales integrados en 83 puntos de interés:

  • 8 acueductos y sistemas
  • 12 molinos, norias y otras estructuras
  • 12 conducciones y tramos
  • 11 pozos
  • 21 torres y respiradores
  • 12 dipósitos y cisternas
  • 28 fontes y abrevaderos

En la presentación del catálogo, Anna Ferré (ETSA-URV), técnica del proyecto e investigadora de la ETSA-URV, ha destacado la singularidad de la Mina del Arzobispo, una canalización de agua de 30 quilómetros que transcurre poer diversos municipios desde Puigpelat hasta Tarragona y que, en el catálogo, cuenta con nueve elementos ubicados en los municipios objeocto del estudio. Este conjunto de elementos tiene un gran valor patrimonial y destacó que aún está en uso, de modo que su estado de conservación es muy bueno, si bien no es conocido por la ciudadanía.

Anna Ferré (ETSA) en un moment de la seva presentació. Foto: © ICAC
Anna Ferré (ETSA) en un momento de su presentación. Foto: © ICAC

Cada punto de interés catalogado cuenta con una ficha de información que incluye una fotografía, la descripción de los datos patrimoniales, el contexto histórico y la documentación consultada; así mismo, se ubica cada elemento en un mapa de la zona y se hace una valoración técnica de su interés patrimonial y el estado de conservación en el que se encuentra.

El Catálogo incluye elementos de diferentes épocas: desde elementos romanos hasta redes de distribución y captación contemporáneas y todavía en uso que son consideradas patrimoniales. En este sentido, Anna Ferré ha explicado que se ha hecho una tarea exhaustiva de listar todos los elementos presentes en el territorio para, en una segunda fase, valorar su valor patrimonial.

Este proyecto es la primera acción del convenio marco de colaboración firmado por EMATSA, el ICAC y la URV para la promoción de la investigación y la preservación y difusión del patrimonio arqueológico e histórico relacionado con la captación y distribución del agua en los municipios de Tarragona, Pallaresos, la Canonja y el Catllar.

Así, por ejemplo, el Pozo de Boronat, propiedad de la familia Boronat y que se localiza en la zona de la Huerta Grande de Tarragona, es un elemento de periodo contemporáneo. Los molinos del Mas de Mascaró y de la Huerta (ubicados en la parte norte de la huerta de Tarragona) son del periodo medieval. Y, el conjunto de tres depósitos actualmente emplazados en los Jardines de la Diputación de Tarragona son del periodo romano.

Este trabajo senta las bases para la elaboración de un plan estratégico que desarrolle las propuestas de actuación que vendrán a integrar los elementos patrimoniales documentados en los circuitos culturales de los cuatro municipios estudiados. Además, ya se ha establecido una base cartográfica con la geolocalización de todos los elementos a fin de crear una herramienta de consulta en línea de todo el documento.

Podéis ver y descargar un resumen del proyecto con la presentación del catálogo.

El catálogo completo está disponible en abierto en la web de EMATSA, aquí.