Los primeros sondeos en Bac de Puigpedrós (Engorgs) dan indicios de una fase pre-romana en el yacimiento

Sondejos de diagnòstic al jaciment de Bac de Puigpedrós, Engorgs (Meranges), 2020. Foto: ICAC

La nueva campaña arqueológica del equipo GIAP en los Pirineos ha empezado con sondeos en nuevos yacimientos arqueológicos registrados en la cabecera del rio Duran y la sierra de Puigpedrós-Malniu, en el término municipal de Meranges (Cerdaña).

Quieren así ampliar el número de yacimientos conocidos y datados y poder disponer de más datos sobre la historia de la ocupación humana altimontana en la Cerdaña.

Los trabajos se llevarán a cabo entre el 22 y el 31 de julio, bajo la dirección de Josep Maria Palet, director del ICAC, Lídia Colominas y Abel Gallego. Forman parte del equipo, también, Arnau Carbonell, Paloma Aliende y Valentina Pescini; los estudiantes Jesús Martínez y Mariona Montes; y el voluntario François Ricou.

Los resultados de los primeros sondeos en Bac de Puigpedrós (Engorgs) han dado indicios de una fase pre-romana en el yacimiento.

En el marco del proyecto cuadrienal activo «Arqueología de los paisajes culturales de montaña en las cabeceras de los rios Ter y Segre (Ripollès-Cerdanya)», el verano de 2019 el equipo hizo seis catas de diagnóstico en dos yacimientos: Duran I y Coll de Molleres I. Los trabajos dieron resultados muy interesantes, que permiten mostrar cómo esta ocupación de alta montaña en la zona de Meranges se iniciaría en época neolítica y se extendería hasta época moderna.

Romanos en el Pirineo, a 2.500 m? Los trabajos de excavación en Meranges nos dan nuevos indicios

Teniendo en cuenta estos resultados, la campaña de 2020 busca obtener más datos sobre la ocupación humana de la Cerdaña, mediante sondeos y catas de diagnóstico en nuevos yacimientos. Es importante ampliar el corpus de información disponible y aportar nuevos datos para el estudio de un aspecto tan importante como es conocer el origen de la gran trashumancia en este sector del Pirineo y la implantación territorial de Iulia Libica (Llivia) en relación al control y explotación de los espacios altimontanos.

 

La apertura de nuevos sondeos ha de permitir perfilar y concretar mejor el alcance y la cronología de las áreas estudiadas anteriormente, con la finalidad de poder orientar en qué puntos se deberán centrar las excavaciones en próximas campañas. Hay distintos yacimientos “candidatos”, como Duran II y Coll de Mulleres II. Son yacimientos situados muy cerca de los que se excavaron en la campaña de 2019 y que servirían para entender mejor la dinámica de ocupación del área donde se ubica cada uno de ellos. Pero también se ha empezado con algunas catas de diagnóstico en otros yacimientos, como el de Engorgs, que permitirían tener resultados preliminares de una zona nueva de Meranges.  

 

 

Sobre el proyecto y los resultados 2019-2018:

«Arqueologia dels paisatges culturals de muntanya a les capçaleres del Ter i del Segre (Ripollès-Cerdanya)». Projecte quadriennal de la Generalitat de Catalunya (codi CLT009/18/00101).