Recintos fortificados en época visigoda: historia, arquitectura y técnica constructiva

Desde el año 2016, el Ayuntamiento de Riba-roja de Túria y el Institut Català d’Arqueologia Clàssica (ICAC) desarrollan en el término municipal de dicha localidad un ambicioso proyecto de estudio de la Antigüedad Tardía y Visigoda.

Este volumen pretende aportar nuevos datos al conocimiento histórico y técnico de las fortificaciones de las nuevas «ciudades» en los albores de la Edad Media. Con ello las instituciones promotoras del actual proyecto de investigación manifiestan su interés por la generación y la difusión del conocimiento del patrimonio visigodo de Riba-roja de Túria.

En el periodo examinado, el medio milenio 400-900, Hispania, antigua provincia del Imperio romano occidental, se convirtió en al-Ándalus. Entre medio, entre la urbs y la medina, entre la villa y la alquería, los asentamientos fueron cambiando. Sin embargo, los datos históricos son escasos y predominan los episodios bélicos y de alta política. Además, hasta hace poco, la arqueología no ha sido muy explícita, por escasa y discontinua, excepto en algunos yacimientos.

El gran recinto fortificado de València la Vella. Es un nuevo asentamiento fortificado de casi 5 hectáreas sobre un promontorio elevado sobre el río Turia y fundamental para reconstruir la historia del territorio valenciano entre los siglos VI y VIII. Los nuevos datos señalan un urbanismo monumental y planificado, más allá de un simple castrum
o castellum con meras funciones defensivas.

Los capítulos de esta publicación recorren los 500 años que van del 400 al 900, cuando surgieron nuevos asentamientos fortificados.

SUMARIO