La documentación gráfica, entendida como la representación y la interpretación del hecho arqueológico, es un instrumento básico para el conocimiento de los yacimientos, monumentos y materiales arqueológicos.

 

Esta fue la razón por la que el ICAC creó en 2005 la Unidad de Documentación Gráfica (UDG), un grupo de trabajo que fuera capaz de ofrecer un servicio eficaz de documentación gráfica aplicada al patrimonio histórico (representar, interpretar, explicar), y que a la vez innovara en el campo metodológico e instrumental para poder ofrecer nuevas soluciones y mejorar el servicio.

La UDG se configura como un grupo de trabajo transversal que mantiene contactos e interactúa con otros actores vinculados con la documentación gráfica incluso fuera del ámbito arqueológico. Forma parte de grupos de investigación vinculados a escuelas de arquitectura, escuelas de ingeniería topográfica y fabricantes de instrumental topográfico y de software informático.

La UDG participa de forma activa tanto con varios proyectos de los grupos de investigación del ICAC como con otros centros de investigación, administraciones, empresas y particulares. Pone énfasis en la investigación, innovación y transferencia tecnológica, además de la difusión de los resultados y sin olvidar la docencia en los campos en los que es competente.