Tarracrópolis, el audiovisual

Hoy hemos publicado en el canal YouTube del ICAC el audiovisual del proyecto Tarracrópolis, uno de los recursos que se pueden visitar en la sala museográfica permanente del Museo Bíblico Tarraconense (Tarragona).

La Sala Tarracrópolis es un espacio museográfico permanente ubicado en el Museo Bíblico Tarraconense que nos permite hacer un recorrido de 23 siglos de historia y conocer la evolución histórica de la Part Alta de Tarragona y, en concreto, de la Casa de los Concilios, donde se documentan estructuras desde época romana hasta un refugio antiaéreo de la Guerra Civil Española.

La Tarragona romana, la medieval y la contemporánea se superponen y permiten establecer un relato para profundizar en el conocimiento de la historia y el patrimonio de la ciudad.

El proyecto, que ha contado con el apoyo de distintas instituciones y entidades, tiene aún potencial para crecer, ya que a diez metros bajo tierra se esconden más de 100 metros de galerías laberínticas de un refugio de la Guerra Civil perfectamente conservado y que llegó a acoger 700 personas.

Tarracrópolis es desde el mes de diciembre de 2020 un nuevo espacio para visitar y conocer el patrimonio histórico de Tarragona. Se ubica en el interior del Museo Bíblico Tarraconense y consta de dos salas que, en la práctica, son un recorrido geológico, histórico y arquitectónico por la historia de 23 siglos de la ciudad.

Tarracrópolis es el resultado de más de veinte años de investigaciones del Instituto Catalán de Arqueología Clásica (ICAC) y el Museo Bíblico Tarraconense. También han colaborado en el proyecto el Consejo Comarcal del Tarragonès, la Diputación de Tarragona, el Colegio de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de Tarragona (COATT), el Arzobispado de Tarragona, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y la Fundación Privada Mutua Catalana. El presupuesto se estima en unos 80.000 euros y ha requerido tres años de trabajos.

El edificio donde se encuentra la sala Tarracrópolis es un verdadero palimpsesto estructural: “es como si estuviésemos en un corte geológico y este corte nos diera todas las coordenadas para interpretar la evolución de un espacio”, explicó en la inauguración Andreu Muñoz, director del MBT y uno de los responsables científicos del proyecto..

Josep Maria Macias, investigador del ICAC y uno de los responsables científicos del proyecto, destacó que el proyecto “supone un buen recurso pedagógico que ponemos a disposición de centros educativos e instituciones, como una herramienta complementaria en la enseñanza de la historia y el rico patrimonio de Tarragona”.

El impulso de la FECYT (Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología), destacó Josep Maria Macias, ha sido decisivo para poder dotar el proyecto Tarracrópolis de un espacio museográfico y pedagógico estable como herramienta pedagógica y turística del futuro, que ahora está a disposición de la ciudadanía.

En la parte museográfica de Tarracrópolis han colaborado el Museo Diocesano de Tarragona cediendo algunas piezas de su colección, el Museo Sefardí de Toledo y, en su financiación, diferentes instituciones: el Consejo Comarcal del Tarragonès, el Departamento de Cultura de la Generalitat de Catalunya, la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología —Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades—, la Diputación de Tarragona, la Fundación Privada Mutua Catalana y el Colegio de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Tarragona.