Día internacional de la mujer

En motivo de la celebración del Día internacional de la mujer, os invitamos a consultar la nueva sección de igualdad de nuestra web y un resumen de las actividades en las que participó el ICAC el pasado Día internacional de la mujer y la niña en la ciencia (11 de febrero).

Nueva sección de igualdad en la web del ICAC

En la sección de igualdad  encontraréis una actualización del Plan de igualdad del Instituto, información sobre las actividades promovidas por el Comité de igualdad y una selección de recursos específicos sobre el tema. Por ejemplo, un protocolo para la prevención y actuación frente situaciones de acoso, abuso y agresiones específico para el ámbito de la arqueología; o una guía para el uso de lenguaje inclusivo y no sexista.

Celebración del día internacional de la mujer y la niña en la ciencia 2019

El ICAC ha consolidado este año su compromiso con esta iniciativa internacional (proclamada por la ONU en 2015), con la organización de charlas divulgativas y la participación en una iniciativa local de la Asociación de Divulgación Científica del Camp de Tarragona.

Encuentro con científicas de Tarragona

El ICAC ha participado en uno de los Encuentros con científicas de Tarragona que organizó la Asociación de Divulgación Científica del Camp de Tarragona en motivo de la celebración del 11 de febrero (programa de actividades), con la investigadora Anna Gutiérrez. El acto tuvo lugar el pasado 11 de febrero, a las 12h, en el Aula Magna del Campus Catalunya de la URV. Participaron en él las investigadoras Anna Gutiérrez (ICAC), Sonia Fernández (IISPV) y Sílvia de Lamo (URV). Moderó el acto ​Toni Pérez-Portabella, profesor de Comunicación de la URV.

Más de un centenar de personas asistieron al encuentro con científicas del Campus Catalunya de la URV

Un momento de la presentación del acto. Foto: ICAC
Charlas divulgativas en centros de secundaria

A través de la iniciativa 11 de febrero, el ICAC organizó distintas charlas a alumnos de ESO en dos centros públicos de Reus y Tarragona. A cada charla asistieron una veintena de alumnos y varios profesores/as. La dinámica de las charlas mezcló presentaciones con preguntas del alumnado y espacio para el debate.

  • Arqueología y desigualdades, a cargo de Lídia Colominas. Miércoles 6 de febrero, en el Instituto Josep Tapiró (Reus).
La investigadora Lídia Colominas, en un momento de su presentación
Lídia Colominas, en un momento de su presentación. Foto: ICAC

Lidia mostró en su presentación en qué consiste el oficio de la arqueología y estableció paralelismos entre las dinámicas de género en sociedades antiguas con nuestra sociedad actual. En los momentos de diálogo, alumnos y alumnas se mostraron sensibilizados con la desigualdad de género y partidarios de la igualdad en todos los ámbitos.

Sin embargo, sorprendió comprobar que había latente un desconocimiento sobre cómo se desarrolla una carrera investigadora (qué pasos hay que seguir, en qué tipos de proyectos o instituciones se puede llegar a trabajar, o qué condiciones laborales son más frecuentes). Prueba de ello es que, más allá del debate, la mayoría de preguntas que los estudiantes hicieron a la investigadora fueron para conocer concretamente los estudios que había cursado, los centros donde había trabajado o las dificultades encontradas por el camino.

 

  • El secreto del Dr. Barry, a cargo de Maite Salagaray. Lunes 11 de febrero, en el Instituto Sant Pere i Sant Pau (Tarragona).
Maite Salagaray en un momento de su presentación. Foto: ICAC
Maite Salagaray, en un momento de su presentación. Foto: ICAC

Maite basó su presentación en la historia del Dr. James Barry, un médico que fue famoso por ser el primer cirujano británico que logró realizar una cesárea en la que salvó ambas vidas, la de la madre y el bebé. James fue un estudiante prodigio: con tan solo 14 años ingresó en la escuela de medicina de Edimburgo y se convirtió en cirujano del ejército antes de cumplir 20 años.

Su tratamiento radical para la lepra y las enfermedades venéreas transformó los hospitales en los que se trataban estas enfermedades. Llegó a ser Inspector general de Hospitales Militares. A pesar de todos sus logros, tal vez el más grande no se supo hasta el día de su muerte: la realidad de este protagonista es que ¡era una mujer!

Realmente entró con unos diecisiete o dieciocho años a la universidad, pero mintió con la edad para ocultar su físico y su apariencia (imberbe, voz aguda) con la idea de licenciarse y ayudar al general Miranda en la independencia de Venezuela, pero el general Miranda murió y se truncaron sus planes y lo que iba a ser una tapadera de tres años se convirtió en su identidad para toda una vida, para poder ejercer su pasión: la medicina. Fue descubierta cuando se preparaba su cuerpo para su funeral.

La presentación despertó mucho el interés entre los estudiantes, que se sorprendían de la necesidad de ocultar tu género para poder desarrollar una carrera profesional. A pesar de establecer distancias entre la realidad de la protagonista de la historia y sus realidades actuales, los alumnos no descartaron tener que hacer frente a situaciones de desigualdad por motivo de género a lo largo de sus vidas. La investigadora Maite Salagaray repitió la charla para dos grupos de alumnos de 3º de ESO, y en los dos casos fue una experiencia que tantos alumnos como docentes valoraron muy positivamente.